En primer lugar, lo más evidente

El primer paso para identificar si el origen de una humedad puede ser la capilaridad pasa por evaluar la distancia entre sus evidencias visuales y el terreno. La humedad por capilaridad tiene su origen en el agua del subsuelo, por lo que una humedad por capilaridad debe presentarse necesariamente a una distancia relativamente corta de su origen.

Es cierto que, dependiendo de todos los factores que condicionan su aparición, una humedad por capilaridad podría llegar a alcanzar los 4-5 metros de altura, pero esto no deja ser un caso extraordinario, En condiciones normales, la humedad por capilaridad no superará los 2 metros de altura, siendo además característica de muros y tabiques en sótanos y plantas bajas.

Un error bastante frecuente

Mucho ojo cuando estemos en estancias total o parcialmente enterradas, pues pudiéramos cometer el error de considerar que el terreno está a ras del suelo que pisamos, cuando en realidad, la cota de terreno exterior estará a mayor altura que el suelo interior. En estos casos, estaremos normalmente ante un caso de humedad por filtración lateral, muy distinta de los fenómenos de humedad por capilaridad.

¿Cómo identificar por ti mismo la humedad por capilaridad?

¿Cómo podrías asegurarte?

El siguiente paso a la hora de identificar una humedad por capilaridad requiere ya instrumentos de control especializados. Lo ideal es disponer de un medidor de humedad conocido como higrómetro de contacto. Este aparato se va posando en distintos puntos de la pared y nos irá determinando el índice porcentual de humedad en cada punto. De este modo, podremos saber con exactitud qué puntos presentan una mayor concentración de humedad. ¿Por qué es relevante este procedimiento? Sabemos que la humedad por capilaridad procede del terreno y va asciendo verticalmente, por tanto, si las mediciones de humedad a ras de suelo arrojan mayores humedades que las mediciones a medida que ascendemos en altura, estaremos cerca de concluir que se trata de una humedad por capilaridad.

Humedad por Capilaridad 5

¿Los típicos signos de humedad por capilaridad?

Aparte de lo expuesto ¿qué otros síntomas son típicos de la humedad por capilaridad? A medida que el agua asciende por los muros va degradando todo lo que encuentra en su camino, por tanto, suelen darse zócalos y rodapiés despegados, incluso rotos, desconchones de la pintura, acumulaciones de sales en forma de borbotones y burbujas, abombamientos de la pintura…