“Me sale humedad en la pared medianera”. Esta es una de las frases más repetidas a nuestros ingenieros en las visitas de diagnóstico de humedades. Y, en realidad, nos encontramos ante un caso bastante frecuente en el que el afectado suele caer en un error bastante común.

La mayoría de casos de humedad en pared medianera vienen de muy atrás para quien los padece. Cuando contactan con Hume Ingeniería solemos escuchar que ya existe una larga retahíla de reclamaciones contra la Comunidad de Propietarios, contra la edificación vecina, contra el constructor, el promotor… según el caso. Y es que en la mayoría de estos casos, el propietario está convencido de que la humedad que aparece en su pared no puede ser otra cosa que filtraciones de la lluvia a través de la medianera.

En la práctica, la humedad de esta medianera puede tener dos orígenes: o bien una filtración desde algún punto exterior, o bien una condensación con origen en el interior de la vivienda. Es aquí donde debemos explicar una de las particularidades que comparten muchas de las medianeras que presentan humedad: se encuentran directamente expuestas a las inclemencias meteorológicas. Ya sea porque presentan mayor altura que el edificio contiguo, ya sea porque constituyen una fachada propia de un patio interior o ya sea porque, simplemente, su geometría se concibió con un espacio exterior al otro lado. Se dice comúnmente que la medianera está desnuda, sin protección en su otra cara.

humedad pared medianera

Una pared medianera de estas características se encuentra, efectivamente, más expuesta a posibles filtraciones por agua de la lluvia. Cualquier grieta o fisura en su superficie es susceptible de generar filtraciones al interior, y lo mismo ocurre con la falta de mantenimiento generalizado que solemos tener con nuestros edificios. En estos casos la solución sí pasará por sellar e impermeabilizar las superficies que presentan defectos de estanqueidad, garantizando así el fin de las humedades. ¿Dónde está entonces la típica confusión?

Pues en realidad, los usuarios que padecen humedad en una pared medianera normalmente no presentan un problema de filtraciones desde el exterior, sino un problema de humedades por condensación. Problema distinto, solución diferente.

Una característica también común entre las paredes medianeras es que se encuentran a temperaturas sustancialmente inferiores a las restantes paredes de la casa, precisamente, por estar expuestas al exterior. Y esto, en realidad, genera humedades por condensación. Cuando existe un exceso de humedad en el aire interior a una estancia el vapor de agua tiende a condensar y lo hace en los puntos más fríos de la misma. Es por eso que una pared medianera, normalmente cuando coincide con dormitorios en los que tenemos elevada concentración de humedad a causa de la respiración durante la noche, presenta humedades por condensación.

humedad pared fachada

Esta humedad se produce por el contacto entre la humedad del aire interior y la superficie fría de la medianera, pero no se trata de humedades que provengan del exterior del edificio ni tienen nada que ver con filtraciones de la lluvia. En estos casos, habrá que valorar qué factor tiene más incidencia en la aparición de la humedad: si la condensación es debida a la temperatura de la medianera, la solución será reforzar su aislamiento térmico; pero si la condensación es debida al exceso de humedad ambiental, la solución será optimizar la ventilación para reducir los índices de vapor de agua.

Recapitulando toda esta información, resulta habitual que quien padece humedad por condensación en una medianera esté desesperado por no haber resuelto su problema durante años. Ahora que has llegado hasta aquí, pregúntate ¿has estado combatiendo la causa que realmente genera la humedad? Cabe decir, como punto final a esta exposición, que las humedades por filtración y las humedades por condensación causadas por defectuoso aislamiento normalmente sí podremos reclamarlas a la Comunidad de Propietarios en un edificio plurifamiliar, pero en cambio, las humedades por condensación con causa en el exceso de humedad interior deberán ser subsanadas por el propietario particular de la vivienda. ¿El porqué? A veces no parece obvio, pero el exceso de humedad de tu vivienda rara vez es debido a un defecto de algún elemento constructivo.