El artículo de hoy puede entenderse como la 2ª parte del publicado la semana pasada: ¿Qué debe saber la Comunidad de Propietarios antes de reparar una terraza? Si el otro día os contábamos a quién le corresponde hacerse cargo de la reparación y con qué tipo de empresas se iba a encontrar, hoy ahondaremos en qué debemos hacer nosotros, los que encargamos el trabajo.

La supervisión de los trabajos

Es altamente recomendable que este tipo de trabajos, dada su trascendencia y, en ocasiones, también su importe, sean supervisados por un técnico competente (Dirección de Obra). Esta figura puede ser representada bien por alguien de la propia empresa que haga la impermeabilización, o bien por un técnico externo, opción preferente al no existir conflicto de intereses. Lamentablemente en la práctica esto es muy inusual, ya que con la crisis todos tendemos a escatimar en costes y, por encima, nos encontramos con muchas empresas que hacen “de todo” y no son especialistas en nada, de ahí la importancia de empresas especializadas.

Este tipo de obras (impermeabilizaciones y problemas de humedad), en muchas ocasiones son un auténtico problema para las Comunidades de Propietarios de edificios, ya que ante su desconocimiento y ante la falta de información sobre el tema, solemos pedir presupuestos al primero que encontramos o que nos recomiendan. El resultado es que tenemos a varias empresas presentando su propia solución, y cada una oferta una solución distinta, la que a ellos les conviene. Un factor que se observa en muchas comunidades de vecinos (no se debe generalizar, pero estos casos son muy comunes) es la contratación de las obras a quién oferte el precio más bajo, sin tener en cuenta muchas veces el verdadero origen del problema. Ni que decir tiene que este tipo de obras al no realizarse correctamente pueden conllevar consecuencias desastrosas (en la imagen vemos una impermeabilización en la que no han sabido tratar la junta longitudinal y ha agrietado) lo que, al final, conlleva desembolsos económicos que no solucionan el problema.

grieta impermeabilización

Es aquí donde entra la importancia de la Dirección de Obra. Si, por ejemplo, vamos a invertir en nuestra comunidad 30.000 € en una reparación, ¿es de sentido común pagarle 1.500 € a un técnico que nos dirija la obra, que la pare en caso de que la ejecución de la misma no se lleve a cabo de forma eficaz? Desde luego, parece más que razonable teniendo en cuenta que el riesgo que se asume es muy alto. Cuantificar el desembolso de una inversión de 30.000 € y que nuestro problema de filtración pueda quedar sin resolver, son palabras mayores. Todos sabemos que estamos en crisis y que no podemos permitirnos dilapidar el dinero, ahora bien, una inversión de 31.500 € y una Dirección de Obra que vele por nuestros intereses parece una alternativa mucho más fiable para que la obra quede bien y no haya que lamentarse en un futuro. ¿Cuánto más vale la pena invertir para minimizar el riesgo?

¿Cómo debemos proceder?

Tal y como venimos detallando, el objetivo de este artículo es advertir a aquellas Comunidades que se encuentran en la necesidad de contratar una reparación en su edificio, para que al menos tengan unas premisas básicas y que les sirvan para poder valorar de otra manera, con un poco más de información, las propuestas que les lleguen.

Lo primero que habría que tener claro es el problema que tenemos, ya que en muchas ocasiones, lo que puede parecer una filtración de la cubierta en realidad puede ser un problema de sumideros, una filtración de la fachada, una filtración por los anclajes de una barandilla, una filtración por el frente de forjado… un sinfín de problemas distintos, que requerirán soluciones distintas. El primer paso y el más importante que debería darse debería ser la contratación de un informe técnico por personal cualificado. Un técnico competente debidamente avalado por su trayectoria y por su colegio profesional, podrá realizar una inspección minuciosa de la filtración y sus circunstancias llegando, en última instancia, a determinar inequívocamente su origen.

De nada vale empezar a hacer reparaciones sin “ton ni son”, sin conocer realmente el origen del problema. En muchas ocasiones se cae en el error de contratar primero a un constructor para que nos pase un presupuesto de reparación, y en estos casos, lo normal es que el contratista nos ofrezca un presupuesto basado en lo que él sabe hacer, en lugar de basado en lo que la cubierta necesita.  Peor todavía si se contacta con varios contratistas, pues entonces cada uno ofrece lo que le parece y ahí empieza el embrollo de precios para escoger.

inspeccion terraza humedades

La ventaja de empezar el proceso con la contratación de un técnico, o en su defecto de una empresa constructora que tenga técnicos, será que lo primero que se hará es estudiar el estado de la cubierta, las circunstancias del edificio, el presupuesto disponible, las necesidades y otros muchos factores que llevarán a escoger una solución técnica adecuada para esa cubierta en concreto, de manera que una vez que tengamos un informe que refleje la solución adecuada y dimensionada, podremos ir a varios contratistas para que oferten la misma solución y poder por tanto comparar con criterio.

Salvo en casos muy puntuales y muy claros, siempre es recomendable resolver las cubiertas completas, no se deben hacer “parches” ya que la experiencia nos dice que no sirven de muy poco e incluso puede agravar el problema.

Según nuestra propia experiencia, los fallos más habituales en las cubiertas no son producidos por los materiales que se colocan, sino por la colocación de los mismos, es decir, por la ejecución de los trabajos, así que es de suma importancia la elección correcta de la empresa que se va a encargar de la reparación, para reducir el riesgo de fallos en el futuro, así como la Dirección de la Obra.

impermeabilizar terraza rojo poliuretano

Como no podía ser de otro modo, en Hume Ingeniería seguimos el proceso descrito al pie de la letra. Contamos con técnicos cualificados para estudiar tu caso concreto y proponerte la mejor solución, teniendo en cuenta tus necesidades y tu presupuesto. Además contamos con mano de obra especializada en los distintos sistemas de impermeabilización, siempre prestando especial atención a la Dirección y supervisión, para alcanzar un óptimo de grado de satisfacción en el cliente.