Las terrazas de un edificio son habitualmente fuente de numerosos problemas de humedades. Una impermeabilización deficiente de la terraza puede ocasionar daños por humedad, tanto en la propia vivienda como en viviendas de plantas inferiores. Y cuando esto ocurre, a menudo se genera la duda de ¿a quién corresponde hacerse cargo de la reparación de la terraza? ¿A la Comunidad de Propietarios o al dueño de la vivienda que posee la terraza?

mantenimiento terraza humedades

La respuesta a esta pregunta no es tajante, sino que dependerá de una serie de condicionantes. En primer lugar, habrá que distinguir si se trata de una terraza de propiedad comunitaria y uso privativo, es decir, que atendiendo a la Ley de Propiedad Horizontal la terraza tiene uso y disfrute por parte del vecino que tenga acceso a ella, pero es realmente un elemento de propiedad común; o bien se trata de una terraza de propiedad exclusiva del dueño de la vivienda, caso mucho más infrecuente. Lo habitual es que la terraza, ya sea un patio de luces en el primer piso o una azotea en el último, sea propiedad de la Comunidad, lo que supone la obligación común de hacer frente a la reparación.

aislamiento humedad impermeabilización

En cualquier caso, existe una excepción a esta premisa, y es el caso en que la terraza esté generando humedades por culpa de un mal mantenimiento. Aunque la terraza pueda ser de propiedad común, el vecino que tiene derecho a uso tiene a su vez la obligación de efectuar un adecuado mantenimiento y, en caso de un incumplimiento de esta obligación, los problemas que se deriven de la falta de mantenimiento serán únicamente responsabilidad de este vecino.

falta mantenimiento terraza humedades

Algunas de las causas frecuentes de mantenimiento deficiente son la obstrucción de desagües y sumideros, la falta de limpieza de los canalones y las canaletas, la generación de vegetación espontánea, elementos y piezas rotas en el solado o, en general, un estado de abandono sobre la terraza. En caso de que el problema de humedad se derive de una demostrada falta de mantenimiento, la responsabilidad de subsanar el problema recaerá exclusivamente en el vecino que ha desatendido sus obligaciones de cuidado.

mantenimiento terraza

Por todo ello, conviene recordar la conveniencia de recurrir a un peritaje por técnico cualificado para determinar a ciencia cierta cuál es el origen de las humedades y, consecuentemente, clarificar el origen de las responsabilidades. De poco o nada serviría efectuar una reparación sin tener conocimiento real de cuál es la auténtica causa que genera la humedad pues, más allá de quién afronte la reparación, el problema podría persistir, siendo esta de una de las realidades más indeseables que nos encontramos día a día en el sector de las humedades.

inspeccion terraza humedades